El poder de la palabra

Para empezar este año nuestra profesora de Literatura, Camila, nos dio un poema para leer llamado “Cuidado con las palabras” por Alejandra Pizarnik. Luego de analizar el poema, nos dio a elegir entre dos frases, en las cuales basarnos para escribir un ensayo. Yo elegí la frase “El lenguaje es el arma mas poderosa”.

A lo largo de la historia, el mundo ha visto varias civilizaciones nacer y morir, y cada una de ellas utilizaba un lenguaje. El concepto de “lenguaje”; se define como la capacidad propia del ser humano para expresar pensamientos y sentimientos por medio de la palabra. Si bien esto puede ser entendido como algo positivo, dado a que da a entender que se utiliza para comunicarse, a veces estos pensamientos comunicados son utilizados como  instrumentos para atacar a ciertos individuos o comunidades como un arma.

Esta noción de que el lenguaje es un arma poderosa se puede argumentar con varias instancias del pasado en el que una voz comunico sus ideas acerca de alguna sociedad con el fin de adherir gente a su creencia acerca de cierta comunidad. Por ejemplo, en la década del 1930, cuando Adolf Hitler realizaba sus discursos acerca de la raza Aria y de su superioridad, haciendo referencia al genocidio que se llevaría a cabo una vez que se haya consolidado su poder.  

Más allá del respaldo histórico que tenga el concepto que el lenguaje es u arma poderosa, esta idea también es visible en el día a día de la gente. Al ser humanos, somos seres sociales, es decir que vivimos en sociedad, lo que genera que estemos constantemente comunicándonos entre unos y otros. Por lo general, uno intenta de no lastimar a la gente, ya sea física o emocionalmente, sin embargo esto no siempre es posible, y muchas veces la gente no tiene noción del daño causado dado a que no actúa con una mala intención, sino que las palabras son armas tan poderosas que hay que tener mucho cuidado con el modo de usarlas, teniendo en cuenta el contexto en el que uno se encuentra y en el estado emocional en el que se encuentra el otro.  

No obstante, el lenguaje no solamente es capaz de causar daño, también es capaz de repararlo, dado a que mediante la conversación todo se resuelve, si bien lo ideal sería que no se haya causado un daño en la primera instancia.

En conclusión, el lenguaje es uno de los armas más poderosas dado a que estas es capaz de generar conflictos entre dos personas, comunidades o incluso naciones, causando así una guerra en la cual solo prevalecerá uno mediante el uso de otras armas.

 

Un pensamiento en “El poder de la palabra

  1. Vignesh: me gustó mucho el enfoque de tu ensayo. Ante un tema muy amplio, creo que pudiste realizar un recorte claro y coherente, que se evidencia desde la introducción.
    Con respecto a los argumentos:
    El primero es claro y resulta muy potente por el ejemplo, que trae a nuestras cabezas toda clase de recuerdos.
    El segundo es correcto, y coincido con lo postulado. Pero creo que algún ejemplo, o caso particular otorgaría fuerza a la argumentación.
    El tercer argumento me parece fundamental y creo que deberías desarrollarlo con mayor profundidad.
    De todas maneras, creo que realizaste un gran trabajo. Te felicito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *